Pasaiplás

¿Qué es el “impuesto al plástico”? (Y cómo podemos ayudarte a reducir la huella ecológica de tu negocio)

La sostenibilidad y la economía circular son dos conceptos que han entrado en nuestra vida con mucha fuerza. Encontrar segundas vidas para materiales como el plástico se está convirtiendo en una labor importante para todas las partes implicadas: instituciones, fabricantes, grandes superficies y, por supuesto, consumidores.

En Pasaiplás trabajamos desde hace más de tres décadas con altos estándares de calidad medioambiental, reciclaje y reutilización del material sobrante para nuevas producciones, por lo que entendemos la importancia de concienciar y mostrar nuevas formas de utilizar los recursos.

Economía circular Pasaiplás

Fruto de esta preocupación, nace la nueva Ley de Plásticos y Suelos Contaminados, propuesta por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Una norma que busca proteger el medioambiente y la salud y reducir el impacto global del mal uso del plástico.

A priori, las buenas intenciones son innegables y el objetivo cada vez más necesario. No obstante, esta nueva ley que pone la lupa sobre los fabricantes y productores, a quienes se amenaza con sanciones si no contribuyen a los objetivos de reducción. A pesar de estar prevista para 2022, se ha demorado un año más, hasta 2023. Si tienes un negocio y necesitas usar plástico, esto te interesa.

Reducción de un 15% en la comercialización de plásticos de un solo uso en 2026 y de un 70% en 2030

Esta nueva Ley de Plásticos y Suelos Contaminados es un proyecto ambicioso, con el que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico se marca diferentes metas a medio y a largo plazo. Entre ellas se encuentra la reducción del 13% de los residuos plásticos en 2025 y del 15% en 2030; además de la reducción de la comercialización de plásticos de un solo uso en un 50% antes de 2026 y en un 70% antes de 2030. Aunque en un principio la aplicación de esta nueva ley comenzaba en enero de 2022, los responsables gubernamentales han optado por aplazarla hasta 2023, debido a la falta de acuerdo entre las partes implicadas.

Para potenciar el logro de estos objetivos, esta ley propone penalizaciones a la producción, fabricación y distribución de envases de plástico de un solo uso, entre ellos, un impuesto de 0,45 euros por cada kilo de plástico no reciclado. También quedará prohibida la distribución gratuita de recipientes de plástico, como vasos o platos, a partir del 1 de enero de 2023 y se cobrará aparte cada uno de ellos, con su correspondiente indicación en el ticket de compra.

Como justificación a esta y otras medidas acordadas, Teresa Ribera, vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, explica que “la pandemia ha demostrado que la economía circular es una salvaguarda frente a crisis globales como esta”.

Desde Pasaiplás, y creemos que de forma general desde el sector del plástico, estamos de acuerdo en la necesidad de concienciar y reducir el uso de plástico de un solo uso, por lo que recibimos de forma positiva las ganas del Gobierno por crear una cultura de reciclaje y economía circular en la sociedad. No obstante, tal y como ya manifestaban desde ANAIP, la Asociación Española de Industriales de Plástico, de la que somos socios en Pasaiplás, no podemos mostrarnos del todo conformes, ya que esta nueva norma nace sin la participación de representantes del sector del plástico y por tanto no contempla algunos hechos reales con los que fabricantes y productores de plástico estamos familiarizados.

penalizaciones a la producción, fabricación y distribución de envases de plástico de un solo uso

En Pasaiplás te ofrecemos productos 100% reciclados y reciclables y te asesoramos en la optimización del uso del plástico en tu negocio

En Pasaiplás llevamos tres décadas contribuyendo a la rentabilidad de las empresas y protegiendo el medioambiente. Desde nuestros inicios hemos apostado por la producción sostenible, y fabricamos nuestros productos y soluciones en plástico con lo que llamamos el método Pasaiplás.

Partiendo de las ventajas del plástico como material imbatible si se utiliza (y reutiliza) bien, usamos nuestros recursos de la forma más eficiente. Por ejemplo, producimos embalaje y bolsas reutilizables recicladas con menos cantidad de plástico e igual o mayor resistencia. Con ello conseguimos menor huella ecológica, menor necesidad de transporte y almacenaje y, por supuesto, menos gasto y más ahorro.

En Pasaiplás somos expertos en licitaciones exigentes con la sostenibilidad y ayudamos a nuestros clientes de todos los sectores a dar un paso más hacia la sostenibilidad de su empresa. Al mismo tiempo, predicamos con el ejemplo: nuestro proceso de fabricación no genera residuos, todo el material sobrante tras la obtención de nuestros productos se reutiliza en la confección de posteriores productos.

Consúltanos sin compromiso. Las empresas que lo hacen bien no tienen por qué padecer el impuesto al plástico.

INFORMACIÓN SOBRE SOLUCIONES SOSTENIBLES EN PLÁSTICO

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.